Rodolfo Hinostroza. Toda la poesía

La familia Hinostroza

La familia Hinostroza

Después de la publicación de Consejero del lobo, en 1965, y Contra Natura, en 1971, la poesía de Rodolfo Hinostroza mantuvo un largo silencio, salvo esporádicas apariciones en revistas durante los años que siguieron. Pese a que estos libros le valieron a su autor el reconocimiento internacional, ya que gracias a Contra Natura obtuvo el premio Maldoror de Poesía, convocado por Seix Barral, fue poco comprensible que Hinostroza dejara pasar más de tres decenios sin publicar un poemario.

Así, en 2005, Hinostroza sorprendió a propios y extraños con una nueva colección de poesía: Memorial de Casa Grande, y al año siguiente Nudo Borromeo y otros poemas, libros que, junto con sus antecesores, encontramos ahora reunidos en Poesía completa, edición a cargo de Fernando de Diego, profesor de la Universidad de Ottawa y uno de los principales estudiosos de la poesía del peruano.

.

Genealogía del Lobo

Si bien Consejero del lobo y Contra Natura fueron reeditados con algunos poemas inéditos o poco conocidos en 2003 y 2002, respectivamente, la crítica aún esperaba un nuevo pronunciamiento del poeta. Así, en 2005, Hinostroza rompe este mutismo de 34 años al publicar Memorial de Casa Grande, libro que no solo muestra un distanciamiento cronológico frente a sus antecesores, sino también en lo concerniente a la estructura y ritmo de los poemas.

En Memorial apreciamos que la versificación épica y potente, tan característica del autor, son dejados de lado para dar paso a un verso narrativo, mucho más coloquial y popular, producto de la incursión novelística del poeta. Nos encontramos, entonces, con un lenguaje desprovisto del hermetismo de sus anteriores libros, sin la excesiva carga metafórica y sin la inclusión de referencias eruditas y astrológicas. La línea temática del libro son las diferentes generaciones de la familia Hinostroza desde su alejamiento de Huaraz, capital del departamento de Ancash, al norte de Lima, y su nueva, pero difícil, vida en la capital peruana.

Cada uno de los poemas nos retratan una Lima de principios de siglo XX, con sus callejones y el criollismo propios de los barrios capitalinos, así como las peripecias y vicisitudes de los familiares de la voz poética, quienes, lenta y paulatinamente, van perdiendo su identidad provinciana. Esto sucede como consecuencia de la migración y del terremoto que asoló Ancash, destruyendo Casa Grande y con ella los recuerdos y las raíces familiares, provocando el olvido de sus tradiciones: “Casa Grande se derrumbó hasta los cimientos / en el terremoto del ’70, / que provocó 70.000 víctimas en Huaraz: / (…) / El apacible Huaraz de mis abuelos / desapareció, con sus antiguos fastos, / sus fondos, sus casonas, sus saraos, / sus añosas familias, sus costumbres”.

De una manera directa, los poemas de Memorial pueden leerse como fiel reflejo de las oleadas migratorias del campo a la ciudad que cambiaron por completo la fisonomía de Lima, tanto geográfica como económicamente. Muchas de las familias provincianas llegaban la mayor de las veces sin respaldo económico alguno, haciendo de su estadía en la capital una lucha por la diaria supervivencia. Así lo comprobamos en “Los tíos de Huaraz”, primer poema del libro: “Hasta que vino la debacle, / y mis abuelos tuvieron que dejar Casa Grande, / y Huaraz, para instalarse en Lima en 1922 / con sus 11 hijos / porque le habían prometido a Isidro / una senaduría por Ancash / que nunca se concretó puedes estar seguro / porque a los misios les dan siempre la espalda / en la fría Capital.”

Cubierta de Poesía completa (Visor, 2008)

Cubierta de Poesía completa (Visor, 2008)

Sin embargo, en cada poema, a pesar de las adversidades, nos damos cuenta de la fortaleza y de la unión familiar vehementes en su lucha por abandonar el sustrato marginal que su condición socioeconómica les adjudicaba: “En el infierno de Lima ya instalados / los 11 hermanos fueron solidarios / en la pobreza, y se dieron la mano / cada vez que pudieron / creían que ‘la unión hace la fuerza’ / y siempre trabajaron y vivieron en mancha / y donde iba uno, iban todos los tíos”.

El abuso y el maltrato hacia la mujer es otro de los temas abordados en los poemas de Hinostroza. Este mal endémico, tan arraigado en gran parte de la población masculina latinoamericana, es retratado sin censura en dos ocasiones distintas. En “Las bodas de tía Luchita”, Lucía, la abuela de la voz poética, se encontraba consagrada a Dios, pero tuvo que dejar los hábitos para contraer matrimonio con uno de los principales acreedores de Augusto Ruiz-Huidobro, su padrastro, quien además de ser ludópata era alcohólico: “Y esta fue la primera mano que Augusto ganó, / y que Lucía perdió, / y la sacaron del convento a los 18 años / sin permitirle que se ordene de monja, / directamente de la celda, al Tálamo / Nupcial. Salió deshecha en lágrimas / pero valiente frente a su destino / y además convertida en experta cocinera.”

En “Los tíos de Huaraz”, la tía Berta y sus hijos son víctimas de la violencia por parte de su marido, quienes luego de muchos años de maltratos y una vez mayores, le devolvieron la paliza a su progenitor: “A Berta el marido Miguel le pegaba a la mala. / Le pegaba con el puño cerrado, como a hombre, / hasta desfigurarle el rostro a puñetazos / con zapatos blanquinegros de caniche la pateaba, / con hebilla de correa le pegaba, con encono la pisaba, / ante sus 8 hijos aterrados que recibían parte de violencia / (…) / Hasta que los hijos ya crecidos / un día lo esperaron en la esquina / y le rompieron el alma a cabezazos, / puñetes y patadas / y lo mandaron al hospital del Seguro Social / con varios huesos rotos y sin dientes”.

Asimismo, los poemas también nos retratan el progreso económico a base de mucho esfuerzo y ayuda común de los Hinostroza. De ser una familia emigrante y pobre, pasan a formar parte no solo de la clase media limeña, sino también se convierten en simples y comunes capitalinos, atrapados en la despersonalización y la frialdad con que tratan las grandes urbes a sus ciudadanos: “Los Hinostroza de Huaraz nos hemos pues fundido / en el ancho río de la Clase Media / que nos abrió los brazos generosamente, / como a todos los desamparados de este mundo, / los que vienen de abajo y los que caen de arriba, / y nos perdimos en el anonimato / caótico de la ciudad de Lima / con sus 8 millones de habitantes.”

De este modo, Memorial de Casa Grande nos ofrece la historia de las generaciones de la familia Hinostroza, nos habla de la muerte y de la vida, como sucede en el último poema, “Con el sol en los órganos”, quizás el mejor del libro. En él se esgrime una reflexión sobre el genoma humano y el destino de la humanidad, en un tono dramático como en todo el libro, ya que este nuevo lenguaje de Hinostroza es aún capaz de emocionar y conmover a los lectores: “La vida siempre es más: sus estrategias / son más inteligentes que la muerte / ‘Que con callado pie todo lo iguala’”.

.

Lost and found

En 2006, Rodolfo Hinostroza vuelve a sorprendernos con un nuevo título: Nudo Borromeo y otros poemas. Este libro reúne antiguos escritos fechados en diferentes épocas de la vida del autor que fueron publicados en varias antologías y revistas. Sin embargo, no todos los textos de esa edición se encuentran en Poesía completa, ya que faltan importantes poemas como “Canción de la inglesa” o “Rito de purificación”, este último seleccionado por el antólogo Leonidas Cevallos en Los nuevos, de 1967.

Según la psicología lacaniana, el término “nudo borromeo” hace referencia al enlace conformado por tres aros unidos entre sí, que representan los tres registros psíquicos del ser: lo real, lo imaginario y lo simbólico. Partiendo de este concepto, Hinostroza, cuya obra ha estado siempre influenciada por el psicoanálisis, compone “Nudo Borromeo”, en septiembre de 1980, poema en el que se advierte la eterna pugna del sujeto por aprehender la realidad. Esto es posible únicamente gracias a la escritura del poema, que va más allá de la ilusoria realidad cotidiana: “El sentido de la experiencia debe encontrarse allí / Y yo debo entonces perseverar en el poema / El Otro que yo he sido el Otro que estoy siendo / me debe ser designado en el poema”. En esta composición de largo aliento, la voz poética no tiene certeza de nada, todo se muestra dudoso y sospechoso: “Más acá del Edén donde no hay luz ni noche / Sino incredulidad en cada gesto / Como quien sobrevive sin saberlo / Y hay un valle que cierra el horizonte / Un río que la brisa acerca / Y una mujer desnuda en la terraza / Tomando el sol / Nada es real salvo Lo Real”.

Por otro lado, Poesía completa recoge aquellos poemas que formaron parte de diversos proyectos truncos del poeta. Tenemos, por ejemplo, “La Papisa exaltada”, “El Colgado”, “El Papa en los rompeolas” y “Rueda de la Fortuna”, pertenecientes a Tarot, libro que Hinostroza extravió en Francia. Además, se incluyen los relatos poéticos, escritos en la década del 60, antes de la publicación de Contra Natura, como “Relato de Odiseo” y “Relato de Otelo”. Asimismo, figuran en esta edición de Visor los poemas sueltos “Crónica”, “Paisaje con infante”, “El que regresa”, “Escena prima”, “Adolescente que despierta”, “Con una camioneta llena de chicos somnolientos” o “Para llegar a Nazca”, entre otros.

En suma, cada una de las composiciones recogidas en Poesía completa sirve al lector para hacerse una mejor idea del derrotero poético de Hinostroza, uno de los poetas vivos más importantes de Occidente. Así, tras un escueto prólogo de Fernando de Diego, podemos deleitarnos con la poesía del peruano, repasando los diversos registros escriturales que nos ofrece su obra: desde Consejero del lobo, con su discurso rebelde e idealista ante la crisis de los misiles en Cuba; pasando por Contra Natura y el desencanto ante el fracaso de la revolución y el derrumbe de las utopías sociales y políticas; hasta el autobiográfico y laudatorio Memorial de Casa Grande que, creemos, no será el último aullido de Rodolfo Hinostroza.

.

Fotografía: Archivo Caretas

Texto: Reinhard Huamán Mori

Publicado en Guaraguao, Nº 28. Barcelona, verano 2008

.

Anuncios

Una respuesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: