Vida de San Patricio [atribuida a Nenio]

San Patricio, patrono de Irlanda

El siguiente texto ha sido extraído de la Historia del pueblo Bretón, cuya autoría es atribuida a Nenio [1], la cual no es sino una compilación que ofrece una panorámica de los antiguos habitantes celtas que se establecieron en Gran Bretaña. La obra se extiende desde los principios de las edades religiosas del mundo y los orígenes míticos hasta el definitivo establecimiento de los invasores anglosajones, luego de muchas luchas y conquistas, a fines del siglo VII. Dentro de la Historia del pueblo Bretón se presentan también temas que nos hablan de los otros pueblos que habitaron la isla, como los pictos del norte y los escotos o irlandeses, la época de la dominación romana, San Patricio y las oleadas evangelizadoras, así como el período de los reyes y la leyenda de Arturo. A pesar de ello, su método histórico se limita solamente a consignar los datos que dispone, sin la mediación de un juicio crítico, sustentándose de lecturas erróneas o confusas de los hechos por parte del autor. No obstante, su valor e importancia radica en el punto de vista literario, ya que la Historia del pueblo Bretón es la primera obra latina que habla de un cúmulo de leyendas, como la artúrica, o toda la historia legendaria de Gran Bretaña y algunas narraciones hagiográficas; y porque también refleja la historia cultural del Gales de su época. Además de ello, su influencia se extendió hasta otros historiadores insulares posteriores, entre los que destaca Geoffrey de Monmouth que, con su Historia de los reyes de Britania, constituye otro monumento de la literatura latina galesa.

50. San Patricio [2] era en aquel tiempo cautivo de los escotos. Su señor se llamaba Milchu y él era su porquerizo. A los 17 años regresó de su cautiverio, por voluntad de Dios fue después educado en las letras sagradas y fue a Roma donde residió por largo tiempo. Se esforzó en leer y comprender los misterios de Dios y las Santas Escrituras. Y cuando ya llevaba allí siete años, fue enviado el obispo Paladio, en un primer viaje, por el obispo y Papa de Roma, Celestino, al país de los escotos, para convertirlos a Cristo; pero Dios se lo impidió por medio de unas tempestades, porque nadie puede recibir algo en la tierra si no le es concedido por el cielo. Y marchó Paladio de Hibernia [3] y arribó a Britania y allí murió, en tierras de los pictos.

51. Llegada la noticia de la muerte del obispo Paladio, durante el reinado de Teodosio y de Valentiniano, otro legado, Patricio, fue enviado a los escotos para convertirlos a la fe de Cristo, por mandato de Celestino, Papa romano, después de habérselo aconsejado en ángel del Señor [4] cuyo nombre era Víctor, y persuadido el obispo San Germán. Este envió con él a otro de más edad, Segero, a la presencia de un hombre admirable, el obispo de más autoridad, que vivía cerca del rey Amateo. Allí el santo, sabiendo todo lo que le iba a ocurrir, recibió la ordenación episcopal, siendo rey Amateo, como santo obispo, y tomó el nombre de Patricio, porque antes se llamaba Maun. Auxilio, Iserino y otros de menor grado fueron a la vez ordenados con él.

52. Entonces, recibidas las bendiciones, y tras partir en nombre de la Santa Trinidad, ascendió a la nave que estaba preparada y llegó a Britania. Allí predicó no muchos días y luego, después de dejar atrás todos los avatares de la navegación, con gran velocidad y viento favorable, penetró en el mar Hibérnico con una nave. Y, cargada la nave con maravillas de ultramar y tesoros espirituales, llegó a Hibernia y los bautizó.

53. Desde el principio del mundo hasta el bautismo de los hibernienses hay 5530 años. En el quinto año del rey Loegaire comenzó a predicar la fe de Cristo.

54. Y así, San Patricio predicó el evangelio de Cristo a las naciones extranjeras durante 40 años; practicaba las virtudes apostólicas, iluminaba a los ciegos, limpiaba a los leprosos, hacía oír a los sordos, hacía huir a los demonios de los cuerpos poseídos, resucitó a los muertos hasta un número de nueve, redimió a muchos cautivos de uno y otro sexo con sus propios bienes. Escribió 365 ó más opúsculos doctrinales. También fundó iglesias en el mismo número, 365. Ordenó 365 ó más obispos, en los cuales estaba el espíritu de Dios. Ordenó hasta tres mil presbíteros y a 12 mil hombres en una región, en Conaugth los convirtió a la fe de Cristo y los bautizó; y a siete reyes, que eran hijos de Amolgith, los bautizó en un solo día. Durante 40 días y 40 noches ayunó en la cima del monte Eile, esto es en Cruachan Eile; y en esta colina, que se elevaba hacia el cielo, hizo piadosamente tres peticiones por aquellos de los hibernienses que había recibido la fe de Cristo. La primera petición fue, como dicen los escotos, que cada uno hiciera penitencia, aunque estuviera en el último momento de su vida; la segunda, que no fuesen nunca dominados por los extranjeros; la tercera, que no sobreviviera ningún hiberniense en la llegada del Juicio, y por ello perecerán en honor a San Patricio siete años antes del Juicio. Y desde aquella altura bendijo a los pueblos de Hibernia y desde allí ascendió para orar por ellos y ver el fruto de su labor. Entonces, llegaron a él innumerables aves de muchos colores, para que las bendijera, lo cual simboliza que todos los santos de los hibernienses, de uno y otro sexo, llegarán a él el día del Juicio, a su padre y a su maestro para seguirlo al Juicio. Después, en su buena vejez, emigró a donde ahora se alegra por los siglos de los siglos amén.

55. De cuatro modos se parecen Moisés y Patricio, esto es: en el ángel que le habló de una zarza ardiente; en segundo lugar, ayunó en el monte durante 40 días y 40 noches; en tercer lugar, fueron similares por la edad de 120 años; en cuarto lugar, nadie conoce su sepulcro, sino que fue enterrado en secreto, sin que nadie lo supiera. Después de haber estado 15 años de cautividad, en el 25 año es elegido en sustitución [de Paladio] por el santo obispo Amateo y 85 años predicó en Hibernia. El asunto exigía hablar más extensamente de San Patricio, pero a favor de la brevedad, he querido resumir.

© Gloria Torres Asenjo, de la traducción.

Notas

[1] Las confusiones sobre la autoría de la Historia del pueblo Bretón se deben a que en una lectura profunda se detectan saltos narrativos y puntos sin coherencia, lo que supone que la obra fue escrita durante varios estadios. Algunos estudiosos como Schoell, Momsen, Haeger, Gaston Paris, Faral y Lot creen que Historia del pueblo Bretón tuvo una etapa nuclear trabajada por un autor desconocido y que, finalmente, fue Nenio quien le dio su aspecto definitivo. A. de la Borderie también creía en la etapa nuclear, pero le atribuía la autoría a diversos copistas. De acuerdo con Zimmer, la obra es de un autor único llamado Nenio, pero admitía que la obra había pasado por diversas etapas de escritura. Por su parte, Liebermann se basaba en las ideas de Zimmer; sin embargo, cree que Nenio trabajó la Historia del pueblo Bretón a partir de la reelaboración de un texto que ya había sido redactado antes.

[2] Se cree que las posibles fuentes de las que se sirvió Nenio para narrar los hechos de este santo a mediados del siglo V fueron dos. La primera la vida compuesta por Miurchu Maccu Machtheni, escrita entre el 697 y el 700. La segunda es la obra de Tirechan, compuesta hacia la segunda mitad del siglo VII. Agradecemos a la autora de la versión al castellano, Gloria Torres Asensio, por permitirnos publicar este extracto de la obra de Nenio. Historia del pueblo Bretón. Introducción, traducción y notas por Gloria Torres Asensio. Barcelona. PPU. 1989.

[3] “Hibernia” era la designación en latín para Irlanda.

[4] Ángelus era un título dado a los obispos.

Anuncios

Una respuesta

  1. Interesantísimo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: