Leo Lobos. Archipiélago

 

Cine Jodorowsky

 

Aquí estoy en el cine Jodorowsky

la función ha comenzado en total oscuridad

soy

un topo

el ladrón del arcoíris

la santa sangre

el desierto del norte

y

la ciudad de Tocopilla

soy

también.

 

La música va

cual terremoto

y el cine

entero

se

conmueve

 

 

 

 

Paul Bowles

 

La hegemonía sin sentido de lo involuntario

 

Sin una idea en la cabeza escuchando el monólogo sin sentido del viento

 

El viento se deslizaba en su cabeza como en una habitación

 

apagando la frágil llama de una idea que se estaba formando en la oscuridad

 

 

La arena corría por la tierra llana y negra como un arroyo de agua clara

 

 

 

 

William Burroughs

 

Los poetas nos esfumaremos en anocheceres de luciérnagas

viviremos en una luz al final del último y mayor de los sueños humanos

 

Igual que los marinos del viejo continente vislumbraron una tierra redonda

Los peregrinos soñamos relámpagos de regiones más allá de la muerte

Abiertas a todo el que este dispuesto a dar un paso hacia lo desconocido

Como del agua a la tierra

De la palabra al silencio

Del tiempo al espacio

 

Nos haremos menos materiales

En eso consiste el arte con los ojos bien abiertos

Y aportar al desarrollo de los órganos necesarios para la vida en el espacio

 

Que peligroso es vivir amigo mío

Pocos sobreviven

Pero no rehuiremos el peligro cuando tenemos

un universo por ganar y nada por perder

 

 

 

 

Ingmar Bergman

 

“el talento se forja en la soledad

el carácter en el bullicio”

Goethe

Los tejados están blancos

nieve cae lentamente

un reloj da alguna hora

tal vez duerma

quizás solo haya dado el corto paso

de la realidad reconocida a la otra realidad

cierro los ojos

creo que cierro los ojos

hay alguien en la habitación

soy yo de pie contemplándome a mí mismo

sentado en el sillón contemplándome

de pie sobre la alfombra

 

Es el punto final, no hay regreso

el miedo realiza lo temido

Ingmar Bergman

quedó petrificado de pena

 

 

 © Leo Lobos, del texto y las imágenes

 

 

Anuncios

15 comentarios

  1. Qué alegría volver a leer estos magníficos poemas de Leo Lobos.

    “Mirar el ojo de ese halcón y asustarse/ No del ojo, sino de su alegría”. En este díptico de El hombre de la guitarra azul de Wallace Stevens veo un resumen de lo que vengo diciendo y que Leo Lobos manifiesta de esa manera tan sugerente a lo largo de su viaje por las calles de todas las ciudades del mundo que recorre, en el poemario y en su vida. Asustarse de los sentimientos que surgen del centro de cada cual, asustarnos de mirar al espejo y ver que a pesar de todo brillamos. Miedo no de conocer sino de conocernos. Y todo porque los seres humanos observan la triangular estructuración de la vida que no dice nada a nadie descalzo de preguntas. Quizás cuando todas las palabras pierdan su sentido primero, sobrevivan los latidos eléctricos de unas sílabas cargadas de electricidad latiente de un corazón vivo que irradie energía y luz desde un lugar tan lejano como nosotros mismos.
    Un abrazo desde Canarias.
    Antonio Arroyo.

    • Excelente comentario, Antonio, muy preciso a la vez. La poesía de Leo Lobos es siempre un placer y su particular mirada enriquece aquello que nos parece vacuo. Un gran abrazo, Antonio querido!!

  2. Excelentes poemas, querido amigo. Personalmente (el gusto personal obedece al factor ineludible de la casualidad) me gustan, sobre todos, los dos últimos.
    Un abrazo.

  3. Fantásticos poemas, sobre personajes literarios y artísticos, brillantes y renovadores, felicitaciones y gracias a su autor por compartir estos textos de valor, gracias

    • Genial, Raúl, es bueno saber que los poemas de Leo Lobos te han gustado y mucho. Los personajes que ha escogido son un acierto, sobre todo por su densidad humana y literaria. Un abrazo,

  4. Un gran abrazo, Albert. Muy buenos tus blogs, lo seguiré detenidamente. Me alegra mucho este intercambio, es estupendo!

    Reinhard

  5. Extraordinarios poemas y bellos colores y formas de poeta chileno Leo Lobos, felicitaciones un acierto notable, gracias

    Alejandro López Alarr

  6. Magnífica poesía, una mirada magistral de otras vidas, otros espíritus, otros caminos, no sólo los propios. Leo Lobos traspasa su percepción y admiración a través de estos poemas caminantes, de un modo directo, nítidamente revelador, todo puede ser prodigioso si lo vemos y lo sentimos como su poesía provoca, de un modo íntimo y perdurable, complejo, la dimensión de lo imaginario sobrepasa los límites, forjando su palabra en la esencia del hombre, en la inmensidad de la memoria, en la emoción, fundiéndose en el espacio y en el tiempo con todos los elementos que han pernoctado en su vivencia, cautivándo-nos.
    Alejandra González

  7. Siempre Leo sorprendiéndonos con sus imágenes claras, leves, luminosas, inteligentes, sensibles de amplia percepción todo eso bajo la espesa niebla de la realidad

    Claudio Jara

  8. Bellos textos, bellos colores, bella poesía de Leo Lobos

  9. estimado leo:

    es grato ver como los poetas retratan poetas. siempre será un gusto construir juntos la metapoesía.
    no sólo por la mirada de otros creadores, sino por las redes que siempre tiendes. excelente pescador de palabras con las que alimentas el alma de américa.

    vaya pues un abrazo.

    óscar alarcón travolta
    http://neotraba.com/

  10. buenisimos poemas! felicitaciiones a Leo Lobos!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: