Lima innominada. Olga Muñoz Carrasco

caja musica

 

 

EN LAS ACERAS

se arrastran escobas

y agitan inútilmente

trapos    cubos

paños que oscurecen las vitrinas

antes de tocar el humo

porque Lima

también ensució la luz.

 

 

 

LA LUZ

como una ancha cinta sucia

entre las puntas

del día.

 

 

 

LIMA SE ASFIXIA

bajo la gasa de nube

que tapa su herida brutal.

 

 

 

LA CIUDAD RESPIRA

descaradamente

su aliento en rancio sueño

Lima esplendorosa

y mugrienta.

 

 

 

QUIZÁ LO MEJOR SEA

alargar sencillamente los brazos

sin intención de alcanzar o separar el ruido

más bien para que la niebla

vaya enfriando el extremo de mi cuerpo

un pez helado más

otro fantasma feroz.

 

 

 

HAY UN ÁNGEL abrumado

también respira agua

entre sus alas plomizas

y le molestan esos dulces animales

que venden caramelos

en las esquinas.

 

 

 

LA CIUDAD RECORRIDA por acequias

melancólicas como sus habitantes

a lo largo del asfalto o de la tierra

suavemente en los jardines de la asfixia

y siempre

siempre

este olor embarrado.

 

 

 

QUIERO LA PIEDRA blanquísima

con que los tejedores suavizan sus dedos

esa blanda tiza

para frotar la ciudad hasta gastarla

hasta dejarla en el olvido

limpiamente

vacía.

 

 

© Olga Muñoz Carrasco, de los poemas.

Tomado de: La caja de música, Asociación poética caudal, 2011.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: