Estación noche. Javier Bello

(Concepción, Chile - 1972)

(Concepción, Chile – 1972)

 

Hechizo             desnudo de la lluvia dosifica

el dibujo del alba, el teatro chino

pezones en su ajuar, cadera, enroque

muslos sin ley, ventanas clandestinas,

su cadáver de alfombra y de pregunta

la mano nueva que al trizar los lentes

perdida entre reflejos, alza en vilo

cuanto esparce este tiempo que camina

La rueda y su pulmón, escenifica

en la respiración de los ausentes

que tuercen las muñecas, paroxismo

llora junto al teléfono vecino

fusilamiento pálido que junta

tobillo de satén entre los hilos

 

 

 

Destino              pese a sus pasos, libre en niebla rara

precio sin gravidez, más le valiera

tras la cepa del tiempo una partera

fragmentos a su imán los pies que fluyen

Igual abecedario da una letra

insisten en su cesto los muñones

consorte ya en su clan, de esposa huye

que ceba el propio nombre, leche y treta

Devorar la semilla en que madruga

e ignora el infiltrado esponja avara

en la carne del mundo sus leones

Pasos despedazados, sangre en fuga

sigue a su madre el rey aunque no quiera

abre sus fauces, trágase la arruga

 

 

 

Espejismo         desviado espejo que al doblar la mano

dibuja madre de metal y yelo

pariente de su dádiva en la gloria

ojo dorado que en su fiesta nunca

lame el disfraz, su témpano vigila

Nonato oculto entre escenario y nido

ofrece húmeda orilla de su hermano

hijo que verifica el espejuelo

muestra el amor cautivo en la espelunca

Obscena lengua y selva en el dormido

filomela incompleta, urna giratoria

pliegue del instrumento que destila

espía insomne, carne de su duelo

 

 

 

Nombre             alguien que reconozco por su sombra

tras la brumosa espiral, en agua fría

amordaza con sed, bozal sin beso

a dios en la cocina, escarba, huye

del huevo, trizadura cuando nombra

cinco letras, anillo coronado

alud del lavamanos, mil abejas

su forma verdadera dona al río

me visita en la niebla, sustituye

al insomne que a dios viste en el seso

mamparas de velar la soltería

en cada yema alambre, pez, arado

echo mi casa nueva, mi alma vieja

que desposa en el agua dedo y frío

 

 

 

Paisaje              no hay nadie cerca, todo me delata

el pie, tras el silbato de su nido

placebo en procesión, moscas que espanto

mordaza para dios, libre de vida

desplómase el amor, ranura sorda

sabe cantar, andaba de visita

en universo agreste, trigo santo

gorjea insomne autómata del piano

saca la lengua, méase la mano

tierra apisona lámapara suicida

Para qué vine aquí, con la corbata

escama verde ralo, seta gorda

pregunta el cuello, hervida lo desata

pileta del enfermo, se haya herido

 

 

 

Tanaj                  libro de luz respira entre mis manos

lo que escribe la sien y tibio esconde

ovillo de mil ojos anudados

anillo que no sabe asir el dedo

anfibio huevo aloja en su prepucio

y en su aliento caliente, vivo aroma

que filtra en su capullo oro lejano

muertos y vivos juntos, libro entero

Desnuda la crisálida, responde

al beso de los muertos su orificio

el pálpito que vibra ensimismado

repuja en la escritura su venero

guardan en mí la Ley, como en su nido

muerde la boca un pecho de paloma

 

 

 

© Javier Bello, de los poemas

Tomado de Estación noche, La Calabaza del Diablo, 2012

© Soledad Fariña, de la fotografía

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: