Poemas. Rossella di Paolo

Rossella di Paolo

Rossella di Paolo

 

Cuadrivio

¿oyes ese ruido?
son ellos
ellos que no dejan de llegar interminables
por los cuatro costados
ojo descolgado   babas   el pie en el aire
y el ruido feroz que salta de sus manos
y los envuelve como fuego
puertas cerradas    ventanas cerradas   nadie en la calle
son la cohorte de los apestados   los mendicantes
los que hacen sonar entre sus dedos
poemas de amor no atendido
tablillas de San Lázaro

 

 
Limbo

Un día puse una piedra encima de tu nombre
y me dije: iré cantando hasta mi casa.
Y canté
como una loca sobre sus piernas fuertes
como río loco canté.
Hasta que el canto empezó a hacerse agüita rala
(ni para regar guisantes)
y entre paso y paso
se me fue perdiendo un pie.
No acierto a ver el tejado de mi casa ni el árbol
más alto
¿será que me dejé el corazón bajo la piedra?
¿mi tonto corazón junto a tu nombre?

Sé que ya no llegaré a mi casa.
Sé que tampoco puedo volver.

 

 
Amor de verdura

El rey tiene barbas amarillas como los choclos
y una risa apretujada como los choclos
y tiernas sábanas verdes como los choclos
ah, y a mí cómo me gusta, como los choclos, el rey.

 

 
Loca de basural

Soy la loca que revuelve en la basura
y estoy aquí gritando tu nombre
tu nombre que aviento contra latas descartadas
(yo la descartada) y que revienta y me salpica
porque soy la loca que tú sabes
acaba de llevarse una botella al ojo
y te observa arriba entre las moscas
la loca bien trajeada con sus cáscaras
de naranja al cuello y gritando
que el sol es verde y pica
como pulga, como las mil pulgas
y qué rico es rascarse y hasta que vengas
con tus manos de policía a ordenarme la cabeza
a revisarme por todas partes como Dios manda
y a seguir el ritmo suelto del tornillo
que me está bailando
como un trompo aterrado
como un trompo.

 

 
Profesora de lengua y literatura —Ex

          Sepan que estoy viviendo, nubes,
          sepan que canto
          Javier Sologuren

Nunca más pararme frente a la pizarra —ecce femina—
con un cucharón
para meter en los platos vacíos de sus cabezas
el engrudo homérico, la berenjena eglógica
el acento esdrújulo y miserable, ni más
tizas de colores, salsas de tomate,
para abrirles las bocas
ojalá el entendimiento.
Ya no la tarjeta en la tostadora horaria
saltando con su tardanza al rojo vivo
ni exámenes para probar cuánto resisten
mis nalgas en el pupitre y cuántas tildes
puede gotear un cárdeno Faber Castell 031.
Se acabó la clase, la ilusión de mango,
todos al recreo, yo al recreo (pero sin vuelta)
al recreo de desclavarme de la pizarra
y saltar por la escalera al fin resucitada.
Último día, las rejas se levantan,
y en este valle ameno
nubes, sepan que canto
sepan que canto, bestias.

 

 
Vietato

Cierro puertas
y ventanas
de mi casa
como un puño
en mitad
de la calle
mi casa cerrada
mi boca cerrada
nadie sabrá
que estuviste aquí
desordenando
los papeles de mi mesa
los dedos de mi mano
mi corazón
ya por fin cerrado.

.

Anuncios

7 comentarios

  1. No es acaso bellísima por donde se le miré esta poesía como también lo es su autora. Ojalá publique más libros para tener más fotos de ella. Gracias por la belleza Reinhard ^_^

    • Qué bueno que te agrade la poesía de Rossella di Paolo, Antonio; ciertamente es una gran poeta y una gran persona.

      Un fuerte abrazo,

      Reinhard

  2. ROSEELA ES POESIA QUE EMANA TAMBIEN POESIA , SOY PROFESOR DE LITERATURA Y ELLA ES LECTURA OBLIGATORIA EN MI CURSO , LOS JOVENES APRECIAN SUS GRAN SENSIBILIDAD Y POESÍA, MIS SALUDOS A LA GRAN VOZ FEMENINA DE LA POESIA PERUANA , LEÍ ALGUNAS DE SUS ENTREVISTAS , UNA GRAN MUJER….

  3. Hola, Bernardo,

    Tienes mucha razón, Rossella di Paolo es una gran poeta y excelente persona. Gracias por tu comentario. Un abrazo fuerte,

    Reinhard

  4. Me encantó la poesía de Rossella, muy linda.. tienes página. mis saludos cariñosos a la poeta desde Valdivia Sur de Chile.

    blog

    http://escuchamecallandochile.blogspot.com

    ana rosa

  5. VIETATO y LIMBO,….me encaaaaaanntann!!!.

  6. Hermosa poesia. Conoci su obra cuando recien empezaba y ya era una poetiza madura. Siempre admire la energia, la franqueza, la pasion y la belleza de su lirica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: